En verano no solo cambia el tiempo; cambias de ropa, de planes, de horario, de lugar, incluso de humor y gente… El verano tiene más poder sobre nosotros del que imaginamos. En cuanto al deporte, sabemos la importancia y beneficios que ofrece tanto física, emocional como mentalmente. Hay quien lo deja de lado en los meses estivales y quien mantiene sus hábitos deportivos sin importarle la estación en la que se encuentre. Sea cual sea tu situación, lo que está claro es que las vacaciones son el momento ideal para empezar nuevos hábitos saludables o fortalecer los que ya hemos adquirido durante todo el año, como hacer deporte en verano.

Cambia tu rutina pero mantén lo que te gusta

Sí, es cierto. A nadie le apetece ponerse a jugar un partido de fútbol a 40º de temperatura, ni mucho menos, encerrarse en un gimnasio a hacer deporte en verano. Si has optado por seguir practicando deporte sin dejar de disfrutar del verano, tenemos unos consejos para ti.

5 consejos para practicar deporte en verano

  1. Hidrátate
    Antes, durante y después. Estar bien hidratado es una de las medidas preventivas de riesgo que debemos tener en cuenta siempre, pero con la llegada del verano, debemos estar más atentos. Cuando sudamos estamos perdiendo más líquido de lo normal, debemos hacer lo posible para recuperarlo rápidamente.
  2. Cuida tus horasHay que evitar las horas con temperaturas más altas, debes decidirte a practicar deporte por la mañana (entre las 7 y las 9 horas), o bien al atardecer ya que son las horas más frescas del día. Evita hacer deporte de 12 a 16 horas. Si pasamos demasiado calor, el sudor deja de ser eficaz y nuestro cuerpo se calienta demasiado, provocando fiebre. Para los fieles al gimnasio durante todo el año, en esta época es preferible que acudan en los momentos que haya menos gente.
  3. Aliméntate bien
    La forma correcta de alimentarnos sería 90 minutos antes de hacer deporte y es preferible que optes por comidas ligeras. Facilita tu digestión y olvídate de las comidas pesadas, tu estómago te lo agradecerá.
  4. Cambia de ropa
    La ropa cuanto más ligera, más traspirable y de color más claro, MEJOR. Las prendas holgadas y de algodón son las ideales para ayudar a evacuar el exceso de temperatura de tu cuerpo.
  5. Descansa
    Con el calor notamos que nos cansamos más, el sol nos crea una sensación de fatiga que lo ideal sería mitigar con 8 horas de sueño al día.

¿Qué deporte elijo este verano?

Esta estación se caracteriza por ser la que más posibilidades brinda a la hora de querer disfrutar de actividades al aire libre. Unir ocio y deporte en verano sea cual sea el lugar: playa, monte, mar… Se abre un abanico de posibilidades a la hora de elegir dónde quieres practicar deporte.

En cuanto a la actividad, si no se te ocurre ninguna opción, no te preocupes, aquí te proponemos alguna:

  • Mar: monopatín volador, natación, surf, piragüismo, paddle surf, snorkel.
  • Monte: yoga al aire libre, futbol playa, senderismo, bicicleta de montaña, escalada.
  • Playa: voley playa, jugar a palas, running, caminar en la arena.

deporte en verano bicicleta de montaña

Estos son algunos de los deportes que podríamos animarnos a hacer si queremos seguir cuidando de la salud en verano.

Recomendaciones para hacer deporte en verano

Cuando sube la temperatura a todos nos entran ganas de poner el aire acondicionado y quedarnos en el sofá. Pero dejarnos caer en esta tentación solo hará que nos encontremos peor. Por eso, es muy recomendable, como ya hemos dicho, seguir activos durante los meses estivales.

Deporte en compañía

El verano es la época perfecta para apuntarte a los deportes para disfrutar en equipo o en pareja.

Protégete del sol

El protector solar es imprescindible durante todo el año pero más, durante el verano. Si vas a hacer deporte al aire libre siempre hay que llevar protección solar para que nuestra piel esté preparada. Recuerda que el agua y el sudor hará disminuir la duración de la crema, busca un protector solar específico que tenga alta persistencia sobre tu piel.

Mide la intensidad de tu ejercicio

Se debe evitar los ejercicios de resistencia o larga duración y practicar aquellos que tienen un impacto menor. De este modo, conseguimos prevenir que nuestra temperatura corporal alcance temperaturas elevadas que puedan desencadenar un golpe de calor.

Recomendaciones como estas te ayudarán a superar el calor, el esfuerzo y a motivarte mucho más.

En IMQ contamos con un servicio completo de asesoramiento y atención integral deportiva para poner a tu alcance profesionales expertos que te puedan ayudar a conseguir tus objetivos sea la estación que sea.

Y tú, ¿pasas de ser un deportista en invierno a un “vago estival”?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here