A nadie se le escapa la importancia de practicar deporte para mantenernos en forma y saludables. Pero a menudo olvidamos que descansar del entrenamiento es igualmente importante. En este post queremos contarte:

  • 5 razones por las que es importante descansar del entrenamiento
  • Los efectos positivos de dormir bien
  • Los peligros del sobreentrenamiento

¡Allá vamos!

El resultado de los entrenamientos va estrechamente ligado a los descansos. Si entrenas con frecuencia, es necesario que descanses al menos una vez por semana. El descanso tonifica los músculos y hace que bajes de peso. Cuando tu cuerpo se acostumbra a una rutina, los músculos ya no responden igual y tu metabolismo deja de quemar grasa. El aumento de fuerza y resistencia realmente ocurre durante la recuperación y no en el gimnasio.

5 razones por las que debes descansar del entrenamiento

    1. Repones energía. Se regeneran las enzimas de la energía celular, es decir, se aumenta la producción de fosfofructoquinasa, la cual es clave para procesar correctamente los hidratos de carbono.
    2. Aumentas tu rendimiento. Si descansas, se normalizan las funciones fisiológicas como la presión arterial y el sistema cardiaco. Para rendir es primordial que acudamos con unos músculos descansados, frescos y listos para afrontar el entrenamiento.
    3. Nivelas la glucosa. Restauras la cantidad de glucosa en la sangre y el glucógeno muscular.
    4. Restauras tejidos. Al descansar del entrenamiento físico se recuperan los músculos y tejidos de posibles daños.
    5. Estimulas la síntesis de proteínas. Parece ser que una alimentación equilibrada combinada con el periodo de recuperación, estimula la síntesis de proteínas en los músculos, lo que favorece el crecimiento y la quema de grasa.

Efectos positivos de dormir bien

¿Nunca te ha pasado que te sientes más cansado en un día sin entrenamiento que en otro en el que hemos hecho deporte? La respuesta es que el descanso es también parte de tu entrenamiento y dormir bien tiene un papel fundamental. Los músculos se oxigenan y se recuperan de manera natural con la calidad del sueño.

Mejora la salud cardiovascular

El corazón es un músculo más, por lo que el descanso también repercute sobre su salud. La calidad en el sueño favorece la circulación sanguínea y reduce los problemas derivados de la tensión arterial.

Mejora el sistema inmunológico

Nuestro sistema inmunológico se potencia con el descanso y se produce una recarga de energía que favorece la lucha contra las enfermedades.

Te ayuda a comer mejor e incluso puedes adelgazar

Se ha demostrado que las personas que duermen entre 6 y 9 horas y duermen con calidad tienen ganas de consumir fruta en detrimento del dulce. Hay estudios que demuestran que dormir seguido y bien favorece la quema de grasas, ya que el cerebro está más activo durante el sueño profundo.

Así que ya sabes… ¡ríndete a Morfeo!

El sobreentrenamiento y sus consecuencias

El sobreentrenamiento te hace más vulnerables a las enfermedades y las lesiones por sobrecarga, lo que te impedirá entrenar durante semanas o meses. La mayoría de las personas sólo necesita descansar algunas veces por semana y centrarse en actividades más cortas y sencillas mientras el cuerpo se recupera.

Si aún sigues pensando que no hay nada de malo en machacarte en el gimnasio para lucir palmito este verano, aquí te dejamos una lista de las consecuencias de no descansar del entrenamiento adecuadamente:

      • Insomnio: con el entrenamiento puedes estar estimulando en exceso al sistema nervioso simpático.
      • Menos defensas y más riesgo de enfermar: el ejercicio implica un estrés para nuestro cuerpo y, si nos pasamos, nuestro sistema inmunológico se puede debilitar, aumentando el riesgo de contraer enfermedades.
      • Exceso de sudoración: la actividad del sistema nervioso simpático se incrementa con lo que el cuerpo suda más ya que se mantiene alerta constantemente.
      • Alteración del pulso cardíaco: el ritmo cardíaco es mayor debido al mayor estímulo que recibe el sistema nervioso.
      • Apatía o cambios emocionales: el estrés originado por el exceso de entreno puede originar falta de concentración y desgana.
      • Molestias gastrointestinales: puede surgir falta de apetito, náuseas y otro tipo de molestias.
      • Fatiga extrema: si tienes ganas de dormir, mayor dolor muscular y desgano, puede ser consecuencia del entrenamiento excesivo.
      • Menor rendimiento: a causa del cansancio que produce entrenar en exceso, el rendimiento baja y con ello la obtención de buenos resultados.
      • Más riesgo de lesión: los músculos cansados pero con exigencia se lesionan con más facilidad por eso no te pases con el entrenamiento.

Esperamos que este artículo te haya resultado de interés. Si tienes dudas sobre cuánto o cómo debes entrenar, te recomendamos visitar nuestra Unidad de Medicina Deportiva en IMQ Zorrotzaurre donde podrán ayudarte a mejorar tus entrenos. ¡Hasta la vista!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here