Algo de dolor durante la menstruación es normal, pero cuando el dolor se hace insoportable pasa de ser normal a ser un problema. El término médico para los períodos excesivamente dolorosos es dismenorrea. Pero, ¿por qué se produce el dolor de la regla?

Durante la menstruación la mujer experimenta cólicos en la parte baja del abdomen, que pueden ser agudos e intermitentes. También puede presentar dolor de espalda. Debido a estos dolores resulta difícil llevar a cabo actividades cotidianas como seguir adelante con los estudios o el trabajo durante algunos días del ciclo menstrual. Esta patología afecta sobre todo a las mujeres en sus años de adolescencia y entre los 20 y 30 años de edad.

El dolor de la regla es más frecuente de lo que pueda parecer, ya que afecta a entre un 30 y un 50% de las mujeres. Es más habitual e intenso entre quienes no han tenido hijos y disminuye a medida que aumenta la edad, independientemente de que tengan o no descendencia. Añadir que en el 80 o 90% de los casos se manifiesta como un dolor que se repite cada mes y se presenta habitualmente 2 o 3 años después del primer periodo menstrual. Las mujeres lo describen como una presión sorda asociada a espasmos o calambres en el interior de la pelvis. Suele afectar a los dos lados, llegando a la región lumbar y en ocasiones a la parte alta de los muslos.

Causas del dolor menstrual

El dolor que acompaña a la menstruación es causado por contracciones del útero, similares a las que experimentan las mujeres durante el parto. Aunque muchas mujeres no lo sienten, la pared muscular del útero constantemente produce contracciones leves. Durante la menstruación estas contracciones son más fuertes. Y son aún más intensas durante el parto.

Cada contracción causa una reducción temporal en el abastecimiento de sangre hacia el útero, debido a que los vasos sanguíneos en la pared muscular se comprimen. Y como los tejidos quedan privados de oxígeno, se liberan compuestos químicos que provocan el llamado dolor de la regla.

Al mismo tiempo, durante la menstruación el organismo libera unas sustancias llamadas prostaglandinas, que aumentan la intensidad de la contracción y, por lo tanto, incrementan el dolor.

Síntomas de la dismenorrea

Los períodos menstruales dolorosos se clasifican en dos grupos, según la causa:

  • Dismenorrea primaria
  • Dismenorrea secundaria

La dismenorrea primaria se refiere al dolor menstrual que ocurre más o menos hacia el momento cuando apenas comienzan los períodos menstruales. En la mayoría de los casos, este tipo de dolor no está relacionado con problemas específicos en el útero u otros órganos pélvicos.

La dismenorrea secundaria es el dolor menstrual que se desarrolla posteriormente, en mujeres que han tenido períodos normales. Con frecuencia, está relacionada con problemas en el útero u otros órganos pélvicos, como:

  • Endometriosis
  • Miomas
  • Infección de transmisión sexual
  • Dispositivo intrauterino (DIU)
  • Enfermedad inflamatoria pélvica
  • Síndrome premenstrual
  • Estrés y ansiedad

En los casos leves, el dolor de la regla dura un día; en los moderados, los síntomas se prolongan 2 o 3 días y solo ocasionalmente alteran la actividad cotidiana; en casos graves, dura entre 3 y 7 días, interfiriendo de manera notable en la actividad cotidiana y presentando, además, otros síntomas generales como vómitos, cansancio, cefalea y/o dolor en la región lumbar.

Tratamiento del dolor de la regla

dolor de la regla

En cuanto al tratamiento del dolor de la regla, a las mujeres con cuadros leves que no han iniciado actividad sexual, se les receta antiinflamatorios y no necesitan acudir al ginecólogo para someterse a un examen genital.

En cuadros moderados o severos de dismenorrea o mujeres con actividad sexual se aconseja visitar al especialista, ya que éste llevará a cabo un examen pélvico completo, siendo deseable la realización de una ecografía.

En algunas ocasiones el dolor menstrual puede ser un síntoma de enfermedades de la pelvis como la endometriosis, quistes ováricos, fibromas uterinos, complicaciones de una cirugía previa…

Por último, es importante subrayar que la mayor parte de las molestias están relacionadas con ciclos ovulatorios y que tienen buen pronóstico a medio plazo. No hay mal que cien años dure.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here