Quien quiera conocer si está o no infectado por el virus de VIH puede comprar un kit en las farmacias que en apenas 20 minutos arroja resultados con una fiabilidad del 99,5%. El test VIH de autodiagnóstico no necesita prescripción médica y su precio ronda los 29 euros.

La puesta en marcha de este autotest de VIH tiene como principal objetivo aumentar el diagnóstico precoz de este virus para disminuir el número de personas no diagnosticadas y/o con diagnóstico tardío.

Euskadi registró en 2017 un total de 133 nuevos diagnósticos de VIH, frente a los 158 de 2016, lo que supone una tasa de 6,13 casos nuevos por cada 100.000 habitantes y la detección de un caso cada tres días.

En Euskadi se destinaron el pasado año 32,6 millones de euros para tratar con antirretrovirales a un total de 5.662 pacientes afectados por la infección del VIH.

El 75,9% de las nuevas infecciones corresponden a hombres, y la edad media de las personas diagnosticadas es de 36,8 años (39,1 en 2016). La infección por VIH es mayoritariamente una enfermedad de transmisión sexual, donde la transmisión en hombres que tienen sexo con hombres continua siendo mayoritaria, un 55,6% del total de los nuevos diagnósticos, mientras que la transmisión por vía heterosexual supone un 38,3%.

¿Cómo funciona el test VIH?

El test VIH de autodiagnóstico es una prueba de detección de la infección por el VIH en la que la misma persona que se realiza la prueba recoge la muestra de sangre o saliva e interpreta el resultado del test. La obtención del resultado es inmediata (generalmente en menos de 20 minutos), no siendo necesario enviar la muestra a ningún laboratorio para obtener el resultado.

En 2017 se llevaron a cabo 2.636 test rápidos de VIH en las 50 farmacias repartidas por los tres territorios históricos vascos a las que se puede acudir de una forma “anónima, discreta y fácil” para realizar el test y detectar lo antes posible si eres una persona portadora o no del VIH.

Durante el periodo ventana -el tiempo transcurrido entre la infección y la aparición de anticuerpos detectables- la prueba puede dar un resultado negativo, aunque la persona se haya infectado. Generalmente el cuerpo tarda entre 2 y 8 semanas tras la infección en desarrollar anticuerpos detectables, y casi todas las personas los han generado a los 3 meses de la práctica de riesgo. En esta circunstancia la persona podría transmitir la infección, por lo que se recomienda extremar las precauciones y usar el preservativo en las relaciones sexuales. Para descartar esta situación se debe repetir la prueba de VIH pasados los tres meses.

¿Qué hacer si el test VIH es positivo?

En caso de obtener un resultado positivo, acude a un centro sanitario para que te puedan realizar las pruebas confirmatorias de laboratorio y, si fuese necesario, recibir asesoramiento médico. También, puedes dirigirte a muchas ONG, que disponen de centros comunitarios donde puedes recibir apoyo para afrontar tu nueva situación. En estos centros por lo general no hacen pruebas confirmatorias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here