Cocinar con niños es entretenido y una forma divertida de enseñar a los peques de la casa a coger nociones sobre alimentación y hábitos saludables. A continuación te presentamos algunos consejos para que ellos también puedan presumir de arte en la cocina. Solo tienes que darles la oportunidad, y seguro que te sorprenderán con ideas creativas e innovaciones culinarias que hasta ahora no se te habían ocurrido.

Si vas a cocinar con niños, es fundamental que te asegures de que la seguridad está bajo control en todo momento. Ubícales lejos de los fuegos, activa el pestillo de seguridad de apertura del horno, etc. Los cuchillos y otros utensilios afilados, siempre fuera de su alcance, y cuando ya puedan utilizarlos, vigílalos bien de cerca.

A los peques les encanta pringarse, es algo que no pueden evitar, así que lo mejor será equiparse. No estarán de más manteles, servilletas y delantales.

<Crea un ambiente que les resulte agradable. Ponles sus canciones favoritas, prepara zonas de trabajo adaptadas a ellos/as, podréis seguir vídeos de recetas desde la tablet, buscar en internet alguna receta que les llame la atención…

A la hora de elegir utensilios y vajillas para cocinar con niños, ten en cuenta que los que más les gustan son los de colores llamativos y con formas diferentes. Si todavía no se las arreglan bien para sujetar y mover los recipientes convencionales, se pueden buscar algunos de menor tamaño y más ligeros.

Pueden acompañarte a la compra y ayudarte a elegir sus ingredientes favoritos. Introducir progresivamente nuevos alimentos en la cesta de la compra les permitirá probarlos e incorporarlos en sus creaciones.

La higiene en la cocina es fundamental siempre. Si vas a cocinar con niños es importante que se acostumbren a lavarse las manos antes de empezar, limpiar los utensilios después de usarlos, etc.

Infórmales de cada alimento, explícales cuál es su estado original, su procedencia, alguna anécdota curiosa, las diferentes formas en las que se puede utilizar en la cocina…

Usad los 5 sentidos para descubrir no solo el sabor de los ingredientes, sino también su aroma, su textura…

Evita los sabores artificiales, los ingredientes desnaturalizados y los colorantes, para que conozcan el auténtico sabor natural de cada alimento. Háblales de los alimentos ecológicos y de cómo la industria de la alimentación en ocasiones produce alimentos que no son saludables.

Enséñales todo el proceso: lavar, secar, cocer, pelar, cortar, salar, mezclar, batir, hornear… Si les apetece, pueden animarse a ir tomando nota de cada paso ¡y hacer su propio recetario!

Estimula su creatividad culinaria, permíteles que hagan sus propias versiones de recetas, asesorándoles también sobre combinaciones acertadas y trucos habituales que se usan en la cocina tradicional. Animarles a que les pongan nombres a sus creaciones puede ser la guinda del pastel.

Las frutas y las verduras, además de sanas, permiten recetas fáciles con resultados coloristas y llenos de sabor: desde macedonias, ensaladas o zumos, hasta pizzas, berenjenas o patatas rellenas, cremas de verduras o canelones.

Cocinar “por encargo” les hará sentirse como auténticos chefs. Sorprender a la madre o al padre, a los abuelos, a su profesora favorita o a los invitados a su fiesta de cumpleaños, les hará sentirse orgullosos y con ganas de aprender más para seguir sorprendiendo con sus avances.

Seguro que de vez en cuando les apetecerá invitar a sus amigos/as del cole, primos/as… la actividad en grupo puede ser una motivación extra, y podrán repartirse las tareas creando una cadena.

Fija un día de la semana para cocinar con niños. Los viernes pueden ser el mejor día para hacer una actividad en familia. Por la tarde, cuando ya han quedado atrás las obligaciones, las actividades extraescolares y los deberes.

Cocinar con niños será una experiencia… ¡para repetir! Trata de apostar por la cocina sana. Eres su referente y desde pequeños aprenderán contigo a identificar y a degustar los productos saludables, y a coger buenos hábitos de alimentación que les acompañarán para siempre.

Consejos para cocinar con niños
Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here