El mocktail, es la suma de dos palabras, mock que es un término anglosajón que hace referencia a lo artificial, mofa o imitación y el final de la palabra “cocktails” que, como bien sabemos, sería la versión habitual con alcohol. Su traducción sería algo así como un “cóctel simulado”, de mentirijillas o cóctel sin alcohol.

El verano son meses de mucho calor y empezamos a notar que nuestro cuerpo no deja de pedirnos algo refrescante, a lo que muchas veces tendemos a responderle con bebidas que contienen alcohol. Tenemos la sensación de que esto será lo que realmente calmará nuestra sed, haciéndonos creer que estamos aportando a nuestro cuerpo la hidratación que necesita.

Es un espejismo, te refrescará un rato pero esa bebida realmente no te está hidratando lo suficiente. El consumo de alcohol causa deshidratación y al cabo de unos minutos en vez de hidratarte, notarás que te causa el efecto contrario.

Súmate al cóctel sin alcohol

Por si esto fuera poco, el artículo publicado recientemente por El País nombra varios estudios realizados que indican lo nocivo que es para nuestro organismo ingerir alcohol. Su consumo, incluso en dosis moderadas, afecta negativamente en el organismo siendo un factor de riesgo clave ante el desarrollo de varios tipos de cáncer.

Entre la llegada de esta estación y la creciente preocupación de la sociedad por la salud, hemos podido observar como una bebida llamada mocktail se han ido abriendo camino en las cartas de los bares y restaurantes más de moda de la ciudad. Impulsado por los recientes estudios publicados como la International Agency for Research on Cancer y en la revista Cancers, ha hecho que esta “bebida de moda” no sea una alternativa sino un hábito saludable al que debemos acostumbrarnos a adquirir lo antes posible.

cóctel sin alcohol

Mocktails, 6 recetas positivas con las que darás negativo

  1. Naranja mecánica

    Coge una coctelera llena de hielos y vierte 30 cl de zumo de naranja natural, este es el momento en el que hay que cambiar el tequila por agua de coco. Echa el agua de coco que veas conveniente, a tu gusto.

    Es una mezcla sencilla que aporta una explosión de Vitamina C, encargada de la producción de colágeno presente en huesos, tendones y músculos. Bebiendo este cóctel sin alcohol, contribuyes a la regeneración de tus tejidos.

  2. Pomelo Spritzer

    Coge una copa grande, vierte 40 cl de zumo de pomelo natural. Añádele la miel para endulzarlo, finaliza esta receta con agua con gas al gusto y un montón de hielos.

    Es un mocktail para aquellos que quieran una buena dosis de antioxidantes y gracias a los flavonoides del pomelo ayudarás a fortalecer tu corazón.

  3. Lemon Drop

    Mezcla 30 cl de zumo de limón natural con una cucharadita de azúcar moreno, unas hojitas de menta y hielo picado. ¡Ya lo tienes! Aprovecha y sírvetelo en una jarra, nadie notará la diferencia entre tomar un mocktail en un bar o en tu casa.

    El limón te ayudará a eliminar toxinas de tu organismo, es la fruta más depurativa que existe.

  4. Cajun Clamato

    Es lo más parecido a un Bloody Mery, pero sin alcohol. Para hacerlo necesitarás zumo de tomate concentrado y ligeros toques de salsa Worcestershire, sal, pimienta, tabasco, rábano picante y un tallo de apio a modo decorativo.

    Un chute de vitamina A y vitamina C que mejorará tu calidad de vida, una muy buena opción para animarte con este cóctel sin alcohol.

  5. Strawberry Mint

    Si quieres probar algo refrescante de verdad, esta es tu opción. Tienes que picar un poco de hielo y comenzar a introducir fresas, unas hojas de menta, zumo de lima, azúcar moreno y soda al gusto.

    Un potente antioxidante y antiinflamatorio natural que es imposible resistirse.

  6. Iced Tea

    Para este cóctel necesitarás llenar una jarra con agua caliente, unas bolsitas de té negro y la piel de medio limón o naranja. Deja que empape todo durante 5 minutos. Removemos las bolsas de té, las sacamos y metemos todo en el frigorífico. Se debe servir en un vaso ancho con hielo y si te apetece, puedes endulzarlo con almíbar.

    Gracias al contenido de flúor del té negro, consigues prevenir la formación de caries de una forma fácil mientras “té” hidratas.

Estas son unas de las opciones que te proponemos desde IMQ para cuidarte y evitar malos hábitos desde HOY.

Soy un cóctel sin alcohol, pero puedes llamarme mocktail
Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here