Si tienes ganas de empezar a practicar el running pero no sabes cómo te recomendamos que leas este artículo.

La genética y el deporte que hayas hecho en el pasado cuentan a la hora de fijarse un plan, pero según empieces a practicar irás viendo cómo te encuentras y adaptándolo a tus capacidades.

Si empiezas a correr regularmente, en un mes notarás cómo tu cuerpo tiene mayor resistencia, fuerza y flexibilidad. Además, estarás más delgada/o y tonificado/a y te sentirás más llena/o de vida. No pretendas, sin embargo, ir deprisa, las claves son la constancia e ir poco a poco.

Al principio, intercala andar a paso ligero con correr despacito, es decir, con trotes muy suaves y, poco a poco, vete invirtiendo el tiempo que dedicas a andar en favor del que dedicas a correr.

Cuando veas que te sientes preparada/o para hacer una carrera, empieza por una 5 k, es una distancia corta que requiere menos tiempo para entrenar y servirá para conocer el mundo de las carreras, tomarle el pulso e ir avanzando en el mundo del running.

Si  te animas con la 5k, lo ideal es que dos semanas antes hayas llegado ya a los 4 kilómetros de distancia como mínimo y una semana antes deberías haber alcanzado el objetivo de los 5 kilómetros. No te obsesiones si ves que no has llegado. Escucha a tu cuerpo, lo importante es que te sientas bien y mantener la velocidad constante, de menos a más, para cumplir tus tiempos.

Dos días antes de la competición te recomendamos descansar y llevar una dieta liviana, que no sea muy alta en carbohidratos. Es una carrera de distancia corta y mejor sentirse ligeros.

Lo primero, calentar

Antes de empezar tu carrera en el mundo del runnig lo más importante de todo es calentar adecuadamente. Calienta el cuerpo antes de iniciar la marcha y estira cuando acabes, te ayudará a recuperarte y a no tener agujetas. Camina de 5 a 10 minutos antes y después de correr para equilibrar la temperatura de tu cuerpo, y realizar, estiramientos.

Y si te animas, después puedes probar con una 10k. Lo ideal en el running es seguir un plan de entrenamiento de 8 semanas para estar bien preparados. Corre tres días a la semana al trote a ritmo moderado y combina los tiempos, desde 35 minutos un día a 50 otro día, para acabar en la semana 8 corriendo un día 30 minutos, el segundo 20 minutos y el tercero 10 minutos.

Recomendaciones y consejos para hacer running

Llegados a este punto varias recomendaciones importantes:

  • La primera, presta especial atención a la dieta y aumenta el consumo de carbohidratos.
  • La segunda, revisa tu equipamiento, usa zapatillas para carreras de fondo.
  • La tercera, no olvides los días de descanso y los estiramientos antes y después de entrenar. Y la cuarta y no por ello menos importante, examina tu cuerpo y analiza cómo te sientes.

Motivación y autoconocimiento 

Otro aspecto a tener muy en cuenta en el running es la motivación. Debe ser absoluta, pero hay que motivarse con metas cortas, día tras día, y cumpliendo los objetivos.

También es muy importante una correcta preparación mental. Es esencial a la hora de correr. La ca­beza manda sobre las piernas. Por eso es muy relevante estar mentalmente bien entrenados, conocer nuestros límites y actuar en consecuencia, siempre sin querer dejar de superarte.

La constancia, la motivación y el autoco­nocimiento son las claves que te llevarán a superar cada prueba. Empieza dando el primer paso y continúa adelante, entrena día tras día y verás cómo tu vida cambia a mejor. Correr te ofrece una fuente inagotable de sensaciones positivas ya que mejorará tu estado de ánimo y te hará sentir más activo.

Y si quieres ir más allá, hazte un buen reconocimiento médico para evitar riesgos y mejorar tus capacidades con ayuda profesional. 

 

 

Cómo iniciarse en el mundo del running
5 (100%) 1 voto

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here