Cuchillas, cera, láser… Utiliza el método que más cómodo te parezca para la eliminación del vello púbico. Sigue estos consejos y evita que esta práctica afecte a tu salud.

La eliminación del vello púbico es una preferencia personal y aunque mucha gente crea que este artículo va dirigido solo a mujeres, nada más lejos de la realidad. Actualmente, tanto hombres como mujeres se recortan el vello púbico en casa o en centros especializados. Cuchillas, maquinilla, cera, láser… existen muchos métodos para eliminar el vello púbico, pero ¿qué debo de tener en cuenta a la hora de depilarme? Te lo contamos.

Riesgos de la eliminación del vello púbico

Piensa que la estética no lo es todo, y cuando nos depilamos el vello púbico nos exponemos a grandes riesgos que deberíamos tener en cuenta:

  • Quemadura, irritación y erupción en la piel.
  • Cortes, espinillas y/o ampollas.
  • Picor y escozor.
  • Infección en la raíz del cabello. El término médico para esto es foliculitis, que normalmente es consecuencia del afeitado.
  • Infecciones: condilomas (infección de los genitales), herpes, chancro sifilítico (primer estado de la sífilis), infecciones urinarias y enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Si estos síntomas se alargan más de dos semanas, acude a tu centro médico para consultarlo con un especialista.

Seguros médicos para jóvenes

De hecho, en los últimos años las enfermedades de transmisión sexual son cada vez más frecuentes. Una de las causas de esta mayor presencia de las ETS es la depilación a cuchilla del área púbica. Se trata de un sistema de eliminación del vellorápido y cómod, pero deja grandes secuelas: picor a los pocos días y pelos salientes punzantes, que con la fricción provocan pequeñas heridas que aumentan el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Esta tendencia no sería tan habitual cuando la piel está sin depilar, intacta, y con una barrera protectora, función que ejerce el vello púbico.

Pautas a seguir para la eliminación del vello púbico en casa

No hay beneficios para la salud al eliminar el vello púbico. Por lo que te recomendamos que si decides eliminar tu vello púbico acudas a un centro especializado, en el que puedas recibir asesoramiento personalizado y un servicio profesional. Si aun así no quieres invertir ni tiempo, ni dinero en esta práctica, sigue estos consejos que pueden ayudarte a una depilación menos dolorosa:

  • Ayúdate con un espejo de mano para que puedas ver el área que quieres afeitar.
  • Recorta con una tijera de punta redonda la mayor cantidad de cabello posible antes de comenzar el afeitado.
  • Sumérgete en la bañera durante al menos 5 minutos, para suavizar la piel y el vello púbico antes de afeitarte.
  • Aplica crema de afeitar o gel con aloe vera u otro agente calmante en todas las áreas del afeitado. Aplícalo cuantas veces sea necesario.
  • Usa una cuchilla de afeitar nueva o afilada. Las que incorporan una tira hidratante, dañarán un poco menos tu piel.
  • Sujeta la piel con una mano y aféitate con la otra. Evita utilizar demasiada presión.
  • Aféitate en la dirección en que el cabello crece, realizando movimientos lentos.

Evita el malestar de después de la eliminación del vello púbico

Si al depilarte el vello púbico te encuentras con alguna de las complicaciones mencionadas, sigue estos consejos y sobre todo, evita apretar las espinillas o ampollas y frotar la zona afectada.

  1. Sumérgete en una bañera tibia o tómate una ducha y deja que el agua rocíe el área púbica.
  2. Masajea la piel con una toalla suave para secarla o utiliza un secador de pelo en la posición baja o fría.
  3. Aplica una loción hidratante sin perfume. Si además dispones de aloe vera, esta planta siempre es una buena opción para calmar la piel.
  4. Trata de no volver a afeitarte en 3 o 4 días.
Eliminación del vello púbico: consejos a tener en cuenta
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here