En este artículo vamos a contarte cómo evitar la comida procesada y alimentar tu cuerpo con comida real o “real food.

Una gran parte de la comida que comemos no es real. O dicho de otra manera, es ultraprocesada. Este tipo de alimentos son el principal enemigo de nuestra dieta, camuflados en las estanterías de los supermercados, tras potentes campañas publicitarias y aprovechando la desinformación de la mayor parte de la población.

En 2016 un estudio llamado ‘Dame veneno: viaje al centro de la alimentación que nos enferma’ y elaborado por VSF Justicia Alimentaria Global, alertaba sobre las consecuencias del consumo excesivo de alimentos procesados, cargados de sal, azúcares añadidos y grasas insalubres..

Según esta investigación, 90.000 personas al año pierden la vida en España por seguir una mala alimentación, basada en el consumo de alimentos procesados. Esta es una de las principales causas para la pérdida de salud e influye en la aparición y desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y cánceres de estómago y colon.

¿Por qué? Porque se trata de alimentos  ricos en azúcares añadidos, grasas refinadas, sal y/o aditivos. Ccontienen muchas calorías, pero son pobres en nutrientes, y además inhiben nuestros mecanismos naturales de saciedad y desequilibran la flora bacteriana. 

Más que suficiente para plantearnos la necesidad de reducir su consumo y sustituirlo por alimentos naturales, ¿no crees?

Ahora bien, si la comida procesada representa el 70% de la alimentación en España, ¿cómo podemos evitarla?, ¿qué podemos hacer para reducir su consumo?

Descubre cómo evitar la comida procesada, qué es el término ‘real food’ y cómo evitar numerosas dolencias relacionadas con una mala alimentación. #Salud #RealFood #Foodie
Tuitéalo

Cómo evitar la comida procesada

A continuación te damos 4 aspectos básicos que te ayudarán a evitar o, en la medida de lo posible, saber reconocer este tipo de alimentos poco saludables.

Si lleva etiqueta, leéla con atención para ver si es  un alimento procesado

Lo primero que debes hacer es fijarte en la etiqueta: ¿Cuántos ingredientes tiene? Si son más de cinco ya no es “comida real” y probablemente contenga algunos ingredientes que no llegues ni a comprender, pero seguramente serán colorantes y  conservantes, identificados por la letra E y una numeración. De ahí la importancia de aprender a leer la etiqueta de lo que comemos.

Consume productos frescos y cocina

Da prioridad al consumo de productos que no vengan embalados, además así reducirás el consumo de plásticos,  y dedica tiempo a cocinar. A veces optamos por productos ultraprocesados de manera inconsciente porque son cómodos, fáciles de preparar y conservar. 

Más mercado y menos supermercado

Si compras en un mercado el pescado, la carne, etc. seguramente estarás evitando los alimentos ultraprocesados, fáciles de encontrar en los lineales de los supermercados. Si quieres evitar los alimentos ultraprocesados elige comida fresca, a poder ser del día. Y si es de productores locales, además, apoayarás la industria alimentaria local y evitarás la huella de carbono generada por el trasnporte. 

Seguros médicos para jóvenes

Pasarte al movimiento ‘real food’

Otra manera de evitar este tipo de alimentación es pasarte al movimiento ‘real food’un término que se refiere a los alimentos no procesados o cuyo procesamiento industrial no haya perjudicado a la calidad de su composición o empeorado sus propiedades presentes de manera natural. 

Estos son algunos ejemplos de comida real:

  • Verduras, hortalizas y frutas
  • Frutos secos
  • Legumbres
  • Pescado y marisco
  • Huevos
  • Carnes sin procesar
  • Leche fresca

Estos son algunos ejemplos de buenos procesados:

  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Comida real envasada al vacío
  • Leche UHT, yogures y lácteos fermentados
  • Panes integrales 100%
  • Comida real congelada
  • Chocolate negro o cacao en polvo >70%
  • Gazpacho envasado
  • Legumbres de bote
  • Bebidas vegetales sin azúcares añadidos
  • Pescado enlatado
  • Jamón ibérico de bellota

Ejemplos de ultraprocesados, lo que debemos evitar a toda costa:

  • Refrescos y bebidas azucaradas
  • Bebidas energéticas
  • Carnes procesadas
  • Pescados procesados
  • Productos dietéticos o de adelgazamiento
  • Lácteos azucarados 
  • Bollería
  • Pizzas industriales
  • Galletas y derivados
  • Precocinados y listos para calentar o freír
  • Patatas fritas y snacks salados
  • Zumos envasados
  • Dulces, chucherías y helados
  • Salsas comerciales
Real food: cómo evitar la comida procesada
5 (100%) 2 votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here