Recopilamos algunos de los mejores y más útiles consejos para evitar problemas de salud sexual, y para que puedas disfrutar al 100% de tu relación de pareja. Complicaciones de las que podemos huir con facilidad y hábitos sencillos que conviene adquirir desde ya.

Entre las enfermedades y complicaciones más molestas, dolorosas e incluso “vergonzosas” que existen se encuentran los problemas de salud sexual. Nos referimos a enfermedades de trasmisión sexual, falta de apetito sexual o problemas de disfunción eréctil, entre otras. Por eso, en este post hemos decidido recopilar algunos sencillos consejos que te enseñarán cómo evitar problemas de salud sexual. Vamos allá.

Cómo evitar problemas de salud sexual, 10 consejos

Es muy importante, como decíamos, adquirir una serie de hábitos para mantener nuestra salud sexual. En España parece que aún, tanto mujeres como hombres, no prestan demasiada atención a ciertos aspectos como hacerse una citología vaginal o utilizar métodos anticonceptivos. Si quieres evitar problemas de salud sexual toma nota.

Conocer a tu pareja

Lo primero que debes hacer es conocer a la otra persona. Si tu pareja padece alguna enfermedad de transmisión sexual, o por ejemplo es propensa a la candidiasis vaginal, será de gran ayuda saberlo de antemano para saber cuándo se debe, o no, mantener relaciones.

La comunicación

En este sentido, la comunicación también es importante, partiendo de la base de que una relación sexual sana debe basarse en el respeto y el entendimiento mutuo y en el consentimiento por ambas partes.

La comunicación evita malentendidos y puede convertirse en un fuerte afrodisiaco.

Hacer ejercicio o practicar algún deporte

Practicar algún deporte o hacer ejercicio también nos ayudará a evitar problemas de salud sexual, ya que experimentaremos una mejora emocional y al encontrarnos bien con nosotros mismos aumentara la libido. Sin olvidarnos de la condición física, no menos importante para poder disfrutar del sexo.

En este sentido existen numerosos deportes que benefician a la salud sexual. En el caso de las mujeres, la natación puede ayudar a fortalecer el suelo pélvico y evitar vaginismo u otras dificultades a la hora de llegar al orgasmo.

En lo que respecta a los hombres, el deporte puede ayudar a superar problemas de eyaculación o disfunción eréctil.

Otro de los deportes que se recomienda practicar para mejorar la salud sexual es pilates, siempre y cuando no se tengan problemas de suelo pélvico. El yoga también contribuye a combatir problemas de apetito sexual.

Informarse

Uno de los principales problemas que existen hoy en día es la falta de información, o más bien deberíamos decir de interés. Por ejemplo, ¿sabrías decir cuál es la diferencia entre Sida y VIH?

Seguros médicos para jóvenes

La información está a nuestro alcance, cada vez más disponible y accesible, sin embargo aún existe mucho desconocimiento del propio cuerpo y una mentalidad de “yo tengo todo bajo control” o “esto no me va a pasar a mi”.

El mejor remedio es informarse, leer, consultar al médico y conocerse a uno mismo. 

Cuidado con las prácticas de riesgo

La práctica de riesgo más común suele ser practicar sexo sin anticonceptivos, un error frecuente y común con dolorosas consecuencias: enfermedades de trasmisión sexual, embarazo no deseado, etc. Con lo sencillo que es, ¿por qué arriesgarte?

No fumar

Está clínicamente demostrado que el consumo de tabaco disminuye la fertilidad. En el caso de los hombres, por ejemplo, afecta a los flujos sanguíneosdel pene y provoca el envejecimiento temprano de sus arterias. 

Higiene corporal

Mantener una buena higiene corporal también evita contraer infecciones. Un cuerpo limpio es sinónimo de un cuerpo sano. Sin embargo, en lo que respecta a la salud sexual debemos tener especial cuidado, entre otras cosas, en evitar la eliminación del vello público o recordar orinar después de mantener relaciones, una práctica que deberíamos llevar a cabo con el fin de protegernos de enfermedades que pueden poner en peligro la salud.

Control de emociones

Una de las principales cosas que debemos hacer es evitar relaciones tóxicas. También es importante el autocontrol, ya que el estrés puede reducir el deseo sexual. 

Recurre a expertos

En el caso de las mujeres resulta crucial acudir a revisiones ginecológicas periódicas. Si se tiene algún síntoma o duda siempre conviene visitar a un especialista.                                                                                                        

Llevar una buena alimentación

Una dieta con un alto contenido en grasas saturadas puede derivar en problemas de índole sexual, como la disminución de la concentración de espermatozoides en la eyaculación o menos líquido espermático.

Y por último, no debes olvidar numerosos beneficios del sexo para la salud. Cualquier problema que pueda reducirlos merece la pena combatirlo y/o evitarlo.

Recuerda, cualquier consulta o duda que tengas conviene que la resuelvas cuanto antes; ante la aparición de síntomas de alguna enfermedad o disfunción sexual consulta con tu médico sin sentir vergüenza por ello. En IMQ estarás en las mejores manos. Tenemos a los mejores profesionales que te orientarán de cara a prevenir posibles enfermedades o por lo contrario, si ya tienes algún síntoma, te tratarán de máxima urgencia.

Si quieres disfrutar plenamente  con tu pareja empieza por estos útiles consejos. Lo agradeceréis.

Cómo evitar problemas de salud sexual
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here