Mucho cuidado con lo que leemos en los portales de dudosa reputación sobre salud. Las fake news en la salud pueden provocar un perjuicio real para nuestro bienestar.

A menudo, consultamos en nuestro buscador cuestiones relacionadas con la salud. Buscamos respuestas rápidas a nuestras dudas y preguntas, sin tener en cuenta si la información que leemos es fiable o simplemente está escrita para atraer a un gran número de personas a la página y generar miles de clics que supondrán cierta rentabilidad.

Fake news, desgraciadamente, es un término que hoy en día está cada vez más en auge. Pero, si todavía no tienes claro a qué nos referimos con esta expresión, te lo contamos.

¿Qué son las fake news en la salud?

Muchas de las noticias que leemos online, especialmente en nuestros tablones de las redes sociales o en portales digitales, parecen ser ciertas, pero muchas veces no lo son. 

Las fake news son noticias, historias o bulos creados para engañar deliberadamente a los lectores. Por lo general, estas historias se crean para influir en las opiniones de las personas, impulsar una agenda política o causar confusión y, a menudo, pueden ser un negocio rentable para los editores online. 

Las fake news pueden engañar a las personas al parecer sitios web fiables o usar nombres y direcciones web similares a diarios de noticias de renombre.

En el sector de la salud no se libran de esta nueva tendencia, y ya son muchos los que se han sumado a dar remedios caseros con ningún tipo de fundamento médico, o los que se han atrevido a publicar noticias sobre nuevas vacunas inexistentes, nuevos virus o incluso a dar a conocer la cura para enfermedades tan conocidas como el cáncer o el SIDA

Cómo nos afectan las fake news en la salud

La información médica y las fake news sobre salud hacen que los pacientes se asusten innecesariamente y que sigan a rajatabla los consejos erróneos que les están proporcionando. 

Además, pueden propiciar que gente vulnerable o con verdaderas dificultades gaste dinero en tratamientos que no cuentan con una base médica. 

De hecho, nada menos que un 60,5% de los españoles consulta temas de salud en internet, siendo las búsquedas que más abundan las relacionadas con estilos de vida saludable (54,2%); enfermedades (52,1%); sus síntomas (50,9%) o sus remedios (47%). 

Lo que, a priori, es más alarmante es hacer esas búsquedas de manera obsesiva en un intento de reafirmar que los síntomas que se tiene, o más bien se cree tener, respecto a una enfermedad grave. Se calcula, no obstante, que entre un 3% y un 5% de la población internauta está afectada por este fenómeno denominado como cibercondría, o, lo que es lo mismo, la hipocondría digital.

Seguros médicos para jóvenes

Debemos ser conscientes, que hay gente no capacitada escribiendo sobre temas de gran interés con un objetivo diferente al que pensamos. Por eso, ante cualquier irregularidad o sospecha sobre temas relacionados con nuestra salud, debemos acudir a un profesional médico. 

En IMQ contamos con el mayor cuadro médico de la sanidad privada vasca, con más de 1.700 profesionales entre quienes escoger libremente. Así como la red de clínicas y centros propios y concertados más extensa de Euskadi. Fuera del País Vasco, te damos acceso a más de 40.000 profesionales y 1.150 centros sanitarios de referencia.

Además, si tienes un seguro de salud IMQ, no dudes en descargarte nuestra app para poder acceder a todo tipo de información y recibir la asistencia necesaria. Contamos con un chat médico, videoconsulta, un gestor personal y muchas más funcionalidades perfectas para ti. Consulta con nuestro equipo experto cualquier duda y dale a tu salud el lugar que se merece.

Alerta de fake news en la salud
5 (100%) 4 votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here