¿Puedo desgravarme en la próxima declaración de la renta el alquiler de mi oficina, los gastos de mi asesor fiscal o mis facturas de teléfono? Si desarrollas tu profesión de forma autónoma sin duda conocer cuáles son los gastos deducibles en el IRPF es un tema que te interesa. Por ello, hoy te contamos cuáles son algunos de los principales gastos deducibles como autónomo en el IRPF 2018.

Los gastos de alquiler de un espacio de oficina son deducibles pero la pregunta que se hacen muchas personas que trabajan como autónomas es:

¿Si trabajo desde casa, puedo deducir gastos?

Sí. Para ello, en primer lugar, debes notificar a Hacienda qué porcentaje de tu vivienda dedicas a la actividad profesional. Lo habitual es que sean una o dos habitaciones y que equivalgan a entre el 15 o el 50% del espacio. Si se trata de una vivienda en propiedad, puedes deducir los gastos de comunidad de propietarios, del IBI, el seguro de la vivienda… En definitiva, todos los gastos derivados de la propiedad de la vivienda. La deducción será proporcional al porcentaje de espacio que dedicas a labores profesionales.

¿Y si se trata de una vivienda en alquiler?

En ese caso, tienes derecho a la deducción de la renta que pagas por la vivienda en proporción al espacio de la misma que dedicas a tu negocio. Los gastos habituales de luz, agua, internet o calefacción no serán deducibles.

¿Puedo deducir los gastos de teléfono?

gastos deducibles como autónomo

Aquí también debemos diferenciar dos situaciones. Si se trata de una línea de teléfono que empleas de forma exclusiva para labores profesionales, podrás deducir la totalidad del gasto. Pero si empleas un mismo número para uso personal y profesional, no podrás deducirte este gasto. Por tanto, es probable que te compense tener dos teléfonos con usos diferenciados.

¿Los gastos financieros son gastos deducibles como autónomo?

Los gastos de créditos, préstamos y recargos por aplazamientos en el pago de deudas puedes deducirlos. También son deducibles los gastos en materiales necesarios para el desarrollo, mantenimiento y producción de la actividad laboral, conocidos como gastos de explotación. Al igual que las amortizaciones, que puedes calcular en base a la tabla de amortización simplificada.

Si tienes trabajadores contratados puedes desgravar las cotizaciones a la Seguridad Social, así como los de tu propia cotización. Los sueldos y salarios también se consideran gastos deducibles como autónomo. Esto incluye los gastos de viajes, dietas y retribuciones en especie propios y de trabajadores siempre y cuando se presente factura.

¿Puedo desgravar los gastos de los servicios externos que contrato?

En efecto. Los gastos de abogacía, seguros, notaría o publicidad son deducibles y no precisan factura.

Si asistes a congresos o cursos de formación relacionados con tu labor profesional, estos gastos también serán deducibles.

Finalmente, el IVA soportado no incluido en el modelo 303, es deducible por el total de la factura.

Criterios de la Agencia Tributaria para la deducción de gastos

Si no quieres tener problemas a la hora de presentar tus gastos en la declaración de la renta debes tener en cuenta que los gastos tienes que justificarlos mediante una factura simplificada y que han de estar contabilizados en los libros de gastos e ingresos. Y, por supuesto, deben ser gastos relacionados con la actividad económica que desarrollas como autónomo o autónoma.

¿Cuáles son los gastos deducibles como autónomo?
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here