¿Conoces qué métodos anticonceptivos existen? En este artículo arrojamos luz sobre el tema para que tengas toda la información de interés en tus manos.

Los métodos anticonceptivos ofrecen la garantía de que, usados correctamente, cumplirán su cometido de evitar un embarazo no deseado.

Pero antes de tomar a ciegas una decisión, lo mejor es consultarlo con un médico de Atención Primaria o especialista en Ginecología para que te explique con detalle las particularidades de cada uno y cuál es el idóneo para ti: por tu edad, por seguridad para tu salud (si tienes alergias o enfermedades, tensión alta, fumas…) y tu situación personal (vida sexual, estilo de vida …).

Además en función de tu elección, no sólo prevendrás la concepción, sino que te estarás asegurando una protección importantísima contra las ETS, algo a considerar sobre todo si no tienes pareja estable. Analizamos las mejores opciones que tienes a tu alcance.

Métodos anticonceptivos: ¿cuál elijo?

Píldora anticonceptiva

Contiene hormonas, estrógeno y/o progéstageno, que actúan como inhibidoras de la ovulación, para que los ovarios no liberen óvulos que puedan ser fecundados.

Su uso está muy extendido entre las mujeres, tras el preservativo es el segundo método anticonceptivo más empleado en España. Se toma oralmente, y aunque esto pueda resultar cómodo, lo cierto es que requiere de una rutina en cuanto a su administración y hay que acordarse de ella a diario.

Por lo general, debe ingerirse una pastilla al día durante 21 días, pasados los cuales y acabada la caja, hay que parar para que baje la regla. Tras una semana, se ha de comenzar de nuevo a tomarla, con una nueva caja, en un nuevo ciclo de 21 días. Aunque la ingesta y los plazos los debe marcar un especialista en función de cada mujer.

Condón o preservativo

Importante método anticonceptivo a tener en cuenta porque es el único que además de prevenir el embarazo puede evitar contraer enfermedades de transmisión sexual. Por eso su uso es fundamental cuando se mantienen relaciones esporádicas con personas que no se conocen del todo. Pero su efectividad radica en que se coloque bien y se tenga cuidado de no romperlo antes de empezar a tener ningún tipo de contacto íntimo.

Anillo vaginal

Como su nombre indica tiene forma de anillo. Se coloca con facilidad dentro de la vagina al igual que un tampón, donde debe mantenerse durante 3 semanas, pasadas las cuales debe extraerse para que baje el periodo. Tras esa pausa de siete días, debe colocarse uno nuevo. Bien usado, es un método muy eficaz y cómodo.

Dispositivo Intrauterino (DIU)

El DIU es un pequeño dispositivo en forma de T que se coloca en el útero. Debe hacerlo un profesional. Es un método anticonceptivo de larga duración porque se mantiene un mínimo de 5 a 7 años sin necesidad de tocarlo ni extraerlo. Puede ser de cobre (el esperma lo repele) u hormonal (actúa espesando el moco cervical para bloquear el esperma o inhibiendo la ovulación).

Seguros médicos para jóvenes

Diafragma

Este método anticonceptivo con forma de pequeña copa, está compuesto de goma o silicona blanda y flexible. Al igual que el anillo y el DIU, se coloca dentro de la vagina para cubrir el cuello del útero e impedir el paso a los espermatozoides. Usarlo junto a un espermicida aumenta su efectividad.

No resulta muy cómodo porque hay que colocarlo antes de tener relaciones sexuales y extraerlo horas después. Además, requiere de una limpieza correcta después de cada uso para mantenerlo en óptimas condiciones. Suele ser una buena opción cuando no se quiere usar un método anticonceptivo basado en hormonas.

Implante anticonceptivo

Es una pequeña cánula de plástico parecida a una cerilla, que se coloca subcutáneamente en el interior del brazo para permanecer ahí entre tres y cinco años. El implante libera progestina, hormona que por un lado espesa el moco cervical, que hace de barrera contra el esperma, y por otro puede impedir la ovulación, y por tanto la fecundación. Lo que lo convierte en un método anticonceptivo muy cómodo y eficaz. La colocación y la extracción debe hacerla tu ginecólogo o ginecóloga.

Parche anticonceptivo

Consiste en colocar un parche transdérmico sobre la piel que va liberando hormonas, estrógeno y progestina, que se absorben a través de ella y que no debe quitarse mientras se quiera mantener su efectividad. Se pone uno a la semana durante tres semanas y la semana cuatro debe quitarse para que baje la menstruación. Es cómodo y fácil de usar y sobre todo tan eficaz como la píldora y el anillo vaginal.

Inyección anticonceptiva

Una vez cada tres meses tu médico/a o un enfermero/a te la aplicará. La inyección contiene hormonas que evitan la ovulación y por tanto, que se produzca un embarazo. Es un método muy seguro y rápido, e indicado para aquellas mujeres que no temen las agujas ni los pinchazos.

Disfruta de tus relaciones sexuales con seguridad y con la libertad que te dará decidir usar un método anticonceptivo para evitar un embarazo no deseado o tener que recurrir a la anticoncepción de urgencia. Algo que debe ser cosa de dos, porque lo ideal es que la cigüeña llegue cuando realmente se la espera.

Métodos anticonceptivos: ¿cuál elijo?
5 (100%) 2 votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here