Desmontamos algunos mitos sobre beber agua. Te contamos cómo, cuándo y por qué debes beber agua, un hábito saludable que hay que conocer en profundidad.

Que el consumo de agua es bueno y necesario lo sabemos todos, pero cómo, cuánto y por qué beber agua son algunas de cuestiones cuya respuesta a menudo se desconocen y que están sujetas a numerosos interrogantes y algunos mitos.

En este artículo queremos darte pistas para que consumas la cantidad de agua más recomendada y en el momento más oportuno.

Cómo, cuánto y por qué debes beber agua

Si lo pensamos detenidamente, no solamente todos los fluidos de nuestro cuerpo tienen agua, como la orina, sino que además, el agua es necesaria para que nuestras células y nuestro organismo en general funcionen correctamente.

Por lo tanto, el consumo de agua es importante en cuanto a que nos ayuda a limpiar nuestro cuerpo y nos mantiene sanos. Pero hay que saber cómo hacerlo correctamente, porque, aunque parezca mentira, no todo vale.

Una de las primeras cosas que debemos tener clara es que el agua también se encuentra en ciertos alimentos como las verduras y las frutas, cuyo consumo es otra forma de obtener agua igual de válida.

Ahora veamos cuánta cantidad de agua conviene beber al día.

Qué cantidad de agua hay que beber

La cantidad de agua recomendada es entre un litro y medio y dos al día, lo que equivale a entre 6 y 8 vasos diarios. 

Sin embargo, debemos tener en cuenta que esta recomendación puede variar dependiendo de la estación en la que nos encontremos, invierno o verano, o si hacemos ejercicio o no.

Nuevo llamado a la acción

Además, te recomendamos que, si te cuesta beber esa cantidad de agua al día, ingieras agua de sabores o aromatizada.

Si consumes esta cantidad de agua al día pronto verás los resultados: te sentirás con más energía, sudarás más ayudando a eliminar toxinas y mejorará el aspecto de tu piel, entre otros de sus muchos beneficios.

Cuándo conviene beber agua y cuándo no

En cuanto al mejor momento para beber agua existen ciertos mitos, sobre todo en lo que respecta a las comidas. 

Enumeramos a continuación algunos momentos clave:

  1. El mejor momento para beber agua es en ayunas.
  2. Beber agua antes de comer es una buena manera de reducir la ansiedad.
  3. Evita beber agua mientras comes porque al mezclarse con los alimentos y los jugos gástricos empeora la digestión. Una buena solución puede ser acompañar las comidas con ensaladas, gazpacho… alimentos frescos que contengan agua.
  4. Después de comer es preferible tomar una infusión a beber agua.
  5. Bebe agua antes de ir a la cama, siempre y cuando no te obligue a levantarte a la noche para ir al baño.

Cómo debe ser el agua que bebemos

El agua debe estar tibia, a excepción de si somos propensos al estreñimiento. En ese caso se recomienda beber agua caliente. Si por el contrario, tienes tendencia a padecer diarreas lo recomendable es beber agua fresca (no fría).

Mitos sobre el consumo de agua: ¿agua del grifo o embotellada?

Y en último lugar, se encuentra uno de los grandes mitos sobre el consumo de agua: ¿agua del grifo o embotellada? Pues bien lo que debemos tener claro es que el agua no debe tener color, ni olor, ni sabor.

La mejor opción es el agua del grifo siempre y cuando sea de calidad; es la opción más económica, ecológica y saludable. Sin embargo, el agua mineral embotellada también puede ser una buena alternativa.

Además, si desconfías de la calidad del agua siempre puedes recurrir a filtros y jarras osmóticas.

En definitiva, para poder empezar a cambiar tus hábitos y a poner en práctica estas pautas sobre cómo, cuándo y por qué debes beber agua, es conveniente tener siempre una botella de agua a mano: en el bolso, el coche, la mesita de noche, etc.

Pero tampoco te obsesiones (potomanía), beber agua en exceso tampoco es bueno y tiene otra serie de contraindicaciones. 

Cómo, cuánto y por qué debes beber agua
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here