Conoce las mejores posturas corporales en el trabajo, el lugar donde más tiempo pasamos y donde más riesgo corremos de lesionarnos sin darnos cuenta. Y descubre el por qué de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales.

La oficina es el lugar donde, por lo general, nos lesionamos de la manera más sigilosa e imperceptible posible. Por eso es importante saber cuáles son las mejores posturas corporales en el trabajo, así como asegurarnos de que la empresa para la que trabajamos tenga contratado un servicio de prevención de riesgos laborales.

Además, saber sentarse correctamente no solamente evitará contracturas, molestos dolores y problemas de espalda a largo plazo, sino que también es una manera de mejorar la productividad.

Las mejores posturas corporales en el trabajo

La mayoría de puestos de trabajo de hoy en día se desempeñan sentados en una silla y frente a un ordenador.

Está comprobado que no mantener una buena postura nos resiente, tanto sentados como de pie, por eso contemplaremos todas ellas a continuación.

No obstante, si eres de los/as que trabaja sentado/a, lo primero que debes hacer es asegurarte de tener una buena silla con respaldo. De no ser así en el reconocimiento médico de la empresa tal vez te lleves un susto.

Si por el contrario, tienes una empresa y jamás te habías planteado que tus trabajadores pudieran sufrir una lesión de este tipo, te conviene saber que son cada vez más frecuentes y que existen seguros de prevención que velan por la seguridad y la salud de las personas a tu cargo.

Mantente recto

La primera postura es mantenerte recto. Evita caer hacia delante, curvando la espalda. Esto suele deberse a una mesa baja o al simple cansancio. Puede solucionarse tomándote un café o con una silla regulable. Así de fácil.

Las manos detrás de la cabeza

Para pensar y buscar soluciones creativas recomiendan poner las manos detrás de la nuca. Los profesionales aseguran que el mero hecho de abrir el pecho y poner recta la espalda favorece la motivación.

Eso sí, ten cuidado de cuando y donde pones en practica esta postura, puede parecer que estás haciendo de todo menos trabajar.

Los brazos siempre a 90 grados

Mantener los brazos a 90 grados también ayuda a liberar tensión en hombros y muñecas. Debemos acceder con facilidad al teclado y el ratón para evitar contracturas.

Estira las piernas

De vez en cuando estira las piernas. Mantener la misma postura durante mucho tiempo puede ser negativo para la salud.

No todas las posturas tienen que ver con estar sentados, mover las piernas de vez en cuando, levantarse y andar también mejora la productividad y es bueno para nuestra salud.

El ordenador a la altura de los ojos

Bajar demasiado la vista puede dañar nuestras cervicales y ejercer presión en el cuello. Tener el ordenador a la altura de los ojos nos ayuda a mantener además la espalda recta.

De pie

No es menos importante mantener una correcta postura de pie en el trabajo. Para lograrlo es importante agacharse flexionando las piernas, cambiar el peso de una pierna a otra de vez en cuando y procurar mantener el cuerpo recto.

Objetos que pueden ayudarnos a mantener la postura correcta en el trabajo

Y por último, los reposapiés, reposabrazos, soportes para monitores o cojines ergonómicos para sillas de oficia, entre otros, son objetos que nos ayudan a mantener una correcta postura corporal en el trabajo. Si ves que te cuesta recurre a ellos.

En última instancia, conviene recalcar cuán importante resulta que la empresa tenga contratada la prestación de servicios relacionados con la prevención de riesgos laborales con el fin de recibir apoyo y asesoramiento, atendiendo a sus necesidades, exigencias legales y demandas en materia de seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras.

Además, recuerda que puedes dejarnos tu CV en nuestra plataforma de empleo.

Seguros médicos para jóvenes

Posturas corporales en el trabajo: cuáles son mejores
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here