Miras el calendario en multitud de ocasiones, estás preocupada e intranquila; esperando con ansias a que llegue tu menstruación, pero esta simplemente no sabes por qué razón no aparece. Aunque a veces nos disguste su llegada, todas estamos acostumbradas a convivir con la menstruación y no es nada agradable encontrarse de repente con una falta. Los días van pasando y tú te preguntas: ¿por qué no me baja la regla?; ¿estaré embarazada? En este artículo te explicamos los diferentes motivos por los que puede producirse un retraso en la regla.

Antes que nada, debes saber que el hecho de que tu periodo no te baje, no necesariamente tiene que ver con que estés embarazada. Existen otros motivos para un retraso en la regla. El estrés, la pérdida repentina de peso, la edad, algunas enfermedades o la lactancia pueden alterar los procesos hormonales que generan la menstruación. Esta alteración se denomina amenorrea.

En cualquier caso, si recientemente tuviste relaciones sexuales sin protección (o con ella), lo más recomendables es hacerte una prueba de embarazo para descartar la posibilidad de que estés embarazada. Si estás segura de que no estás esperando un bebé, te contamos las razones por las que puede producirse un retraso en la regla. ¿Sabías que todo es cuestión de hormonas?

Sufres demasiado estrés

Uno de los casos más habituales por lo que no viene la regla sin estar embarazada es el estrés. Incluso preocuparnos y tener ansiedad porque no nos baja la menstruación es contraproducente y pude provocar que aún se retrase más.

La menstruación se produce como respuesta a un ciclo de segregación de hormonas: estrógenos y progesterona. Las hormonas del estrés pueden alterar la producción de las hormonas responsables de la menstruación. Al no segregarse el estrógeno, no se produce el engrosamiento del endometrio en el útero que se elimina al no existir la fecundación y por tanto, al no haber nada que expulsar no hay regla.

Síndrome de ovario poliquístico

Es una enfermedad que ocurre cuando se producen más glándulas masculinas de lo normal. Si observas frecuentes alteraciones en tu menstruación y otros signos como exceso de vello, acné, caída del cabello, sobrepeso, es posible la existencia de un ovario poliquístico. Aunque es una patología que no reviste gravedad, es recomendable la consulta al ginecólogo. En estos casos, el óvulo se atrofia y se queda en el ovario, con lo que no hay disponibilidad de óvulo para la fecundación y por tanto no hay regla.

Pérdida excesiva de peso

Si has sufrido una disminución brusca de peso, tu cuerpo “decide” destinar la energía para las funciones más básicas y dejar de producir hormonas no tan importantes como las responsables de la menstruación. Por eso es frecuente la retirada de la regla en mujeres con anorexia nerviosa. Es muy importante alimentarse bien para mantener una buena salud y para producir las hormonas necesarias para todas las funciones del cuerpo.

Adolescencia y retraso en la regla

La edad de la mujer determina la producción de hormonas sexuales y en cada momento de la vida no se producen las mismas hormonas. Tras la primera menstruación, el sistema reproductor y los ciclos hormonales no están completamente desarrollados y tardan tiempo en regularse.

La lactancia

Durante la lactancia las mujeres producimos la prolactina, una hormona que interviene en el proceso de segregación de otras hormonas (estrógeno y progesterona).Por ello durante los primeros seis meses de lactancia es posible que se dé la amenorrea.

Infecciones y enfermedades

Infecciones como la candidiasis vaginal, una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes, también pueden llegar a provocar retrasos en la regla. Si notas algo fuera de lo normal en tu zona más íntima, un ginecólogo puede ayudarte a encontrar una solución a tus problemas.

También hay problemas endocrinos y ginecológicos que pueden causar amenorrea como la adenomiosis, los cánceres de útero y la endometriosis. Se trata de enfermedades que deben ser tratadas con la mayor rapidez, por lo que tan pronto como detectes una anomalía en tu periodo, consúltalo con el ginecólogo para descartar que su origen sea algo grave.

Uso erróneo de anticonceptivos hormonales

Los anticonceptivos hormonales combinados (estrógeno y progesterona) como la píldora o el anillo se encargan de liberar cierta dosis de hormonas que evitan que haya ovulación, pero sí que permiten la presencia de menstruación. No seguir los tiempos establecidos puede llevar a un retraso en la regla. Pero cuidado, si has mantenido relaciones sexuales sin protección, no has seguido las indicaciones de los anticonceptivos hormonales al pie de la letra y no te viene la regla, deberías considerar realizarte un test de embarazo lo más pronto posible.

Y recuerda que con nuestros seguros médicos cuentas con un amplio cuadro médico de especialistas en Ginecología para resolver todas tus dudas.

Razones para un retraso en la regla sin estar embarazada
Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here