¿Alguna vez has tenido esa sensación de que el tiempo vuela y no consigues cerrar a tiempo tus proyectos o ese presupuesto que te ha pedido un cliente? ¿Tus jornadas de trabajo acaban convertidas en un caos? ¿Quieres conseguir sacar chispas a tus jornadas de trabajo? Organizarse y llegar a tiempo a todo no siempre es fácil. Por ello, te ofrecemos 3 métodos para ser más productivo o productiva en tu trabajo, tanto si trabajas por cuenta ajena o eres trabajador autónomo.

Nuestro consejo: pruébalos durante un mes y quédate con el que mejor se adapte a tu forma de ser y tus circunstancias laborales. No es lo mismo trabajar en una oficina de 9 a 5 junto a más gente que hacerlo desde tu casa y en solitario. Pero seguro que puedes sacar algo bueno de estos métodos para ser más productivo. Ahí van:

Método para ser más productivo 1: No rompas la cadena

Que no cunda el pánico porque no se trata de seguir una de las insufribles cadenas de mensajes que nos llegan por whatsapp un día sí y otro también. El método No rompas la cadena, también conocido por su nombre en inglés (Don´t break the chain), emplea la psicología para ayudarnos a construir y mantener buenos hábitos. Este método se hizo popular en Estados Unidos porque el humorista Jerry Seinfeld lo utilizaba para automotivarse a la hora de obligarse a preparar nuevos chistes. Para ponerlo en marcha solo es necesario un calendario, cuanto más vistoso mejor, y un rotulador. Más barato, imposible.

Escoge un calendario de papel y cuélgalo en un lugar que te resulte bien visible, en la oficina o en tu casa (si eres autónomo y trabajas desde casa). Lo importante es que puedas verlo a diario. Elige una habilidad que quieras aprender o mejorar o un tarea que se te atraganta y en la que no quieres fallar. Pueden ser cosas tan variadas como “correr 30 minutos diarios”, “escribir un post para mi blog de trabajo” o “llevar al día las consultas que me llegan por email”… tú eliges aquello en lo que quieres perseverar.

Cada día que consigas completar satisfactoriamente la tarea que te has propuesto, pinta una cruz roja sobre el calendario. A medida que vayas avanzando, tu cadena de X rojas sobre el calendario será cada vez más larga. La idea es que a medida que tu cadena crece, te ves más y más involucrado y motivado y te resulta más complicado, desde el punto de vista psicológico, romper la cadena.

Una de las claves para que este sencillo método sea efectivo es elegir nuestro objetivo de forma realista. Si te propones completar hora y media de yoga cada mañana al levantarte, estarás casi seguro condenado al fracaso. Pero un saludo al sol nada más levantarte seguro que es una buena manera de empezar el día concentrado y mantener una larga cadena.

Método para ser más productivo 2 – La técnica Pomodoro

El método Pomodoro es especialmente adecuado si necesitas sacarte de encima las ganas de procrastinar, ya sabes esa costumbre de dejarlo todo para mañana… Además, cuenta con la ventaja de que es sencillo y se ha comprobado que funciona. Empieza por conseguir un minutero. El nombre del método viene precisamente del minutero de cocina con forma de tomate (pomodoro en italiano) que empleaba originariamente el creador de este sistema. Puede ser el temporizador de tu móvil o reloj, por ejemplo.

Selecciona una tarea y pon el temporizador en marcha con un límite de 25 minutos. Durante ese tiempo céntrate en dicha tarea, sin hacer caso a distracciones. Una vez suene el timbre, para y tómate un descanso de 5 minutos para hacer lo que quieras. Una vez pasados los 5 minutos, vuelve al trabajo (a la misma tarea o a otra nueva, a tu elección). Repite el proceso (25 minutos de concentración- 5 minutos de descanso) y a continuación para durante media hora. ¡Ya has completado tu primera vuelta!

Una vuelta de la ténica Pomodoro (2 horas)

  • 25 minutos de trabajo concentrado
  • 5 minutos de descanso
  • 25 minutos de trabajo concentrado
  • 5 minutos de descanso
  • 25 minutos de trabajo concentrado
  • 5 minutos de descanso
  • 30 minutos de descanso

¡A REPETIR DESDE EL PRINCIPIO!

Método para ser más productivo 3 – Reduce tu lista

Uno de los mayores enemigos de la productividad es sentirse agotado, quemado en el trabajo. Si construyes una lista de tareas demasiado grande, acabarás cada día con la sensación de no haber sido capaz de completar nada. Así que, ¿qué tal si empiezas a proponerte listas de tareas más realistas? Es un primer paso para sentirte a gusto con tu trabajo diario y, a la larga, mejorar tu capacidad productiva.

Empieza por separar en tu lista de deberes dos columnas: trabajo y personal. En cada lista coloca tus obligaciones y resto de tareas. Tu lista de obligaciones no debe superar los tres elementos cada día. En el caso del resto de tareas no pases de cinco (¿hemos quedado en ser realistas, no?).

Suponiendo que cada tarea marcada te lleve media hora, tendrás cuatro horas ocupadas por el trabajo y cuatro para temas personales antes de atender a la familia, email, tu aseo, el tiempo de ida y vuelta al trabajo, el tiempo que pasas hablando con colegas de trabajo…

Si alguna tarea no sabes dónde colocarla, considérala un pendiente, pero no la atiendas hasta que hayas completado tu plan diario. Si en un día cumples todas tus obligaciones, ¡felicítate! Y ponte matrícula de honor si, además, completas alguna tarea extra.

¿Conoces algún otro método para ser más productivo? Anímate a contárnoslo.

Ser más productivo: tres métodos que funcionan
Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here